Antecedentes

Nuestra historia

Este Congreso tiene sus orígenes en el Congreso Social de 1910, organizado en el Centenario de la República bajo la consigna "Por Dios y por el pueblo". La convocatoria estuvo a cargo del Arzobispado de Santiago, dirigido por Mons. Juan Ignacio González Eyzaguirre, con el objetivo de relevar los problemas más acuciantes de la sociedad de la época.

En 2012 la Pontificia Universidad Católica de Chile retoma esta senda, organizando una nueva versión convocada bajo el lema "La persona en el corazón del desarrollo", acto que repite en 2014 con foco en la visión integral del hombre. Todo lo anterior, para rescatar y poner en la esfera pública los grandes desafíos que presenta la Doctrina Social de la Iglesia en esta materia.

Objetivos

Público objetivo

Dirigido a estudiantes, profesores, empresarios, dirigentes sindicales, ONG, autoridades políticas, agrupaciones ciudadanas, organizaciones sin fines de lucro, miembros de la Iglesia y, en general, a todos los actores interesados en el desarrollo humano sostenible e integral en Chile.

Modalidad

Conferencias

En cada encuentro se realizará una conferencia inicial dirigida por un(a) destacado(a) experto(a) de nivel nacional o internacional.

Paneles

Un panel de tres expertos realizará un breve análisis y propuesta más específica y/o práctica en torno al tema central. Los paneles serán moderados por destacados expertos o personajes del ámbito nacional.

Mesas paralelas de presentación de trabajos

Instancia en la que se expondrán los trabajos y experiencias presentadas por los participantes del Congreso, los cuales serán seleccionados por un Comité Académico y contarán con el apoyo de la organización central del evento.

Lo que nos mueve

“Una ecología que, entre sus distintas dimensiones, incorpore el lugar peculiar del ser humano en este mundo y sus relaciones con la realidad que lo rodea”
(Laudato si’ n.15)

En su reciente Carta Encíclica, Laudato si’, Francisco ha hecho el urgente llamado “a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta”, (LS n.13) desafiándonos a hacernos responsables solidariamente de nuestra casa común, “lo que incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral” (Ibid.). Esta provocación del Papa a toda la humanidad no solo refleja una preocupación por la naturaleza, ampliamente fundada en el Magisterio social precedente, sino también, propone “una ecología que, entre sus distintas dimensiones, incorpore el lugar peculiar del ser humano en este mundo y sus relaciones con la realidad que lo rodea” (LS n.15).

La opción por la ecología humana integral brota de una honda antropología cristiana y se fundamenta en la misma Revelación. Por lo mismo, una característica de este Congreso ha de ser el diálogo de la Teología con otras ciencias; también la interdisciplinariedad, porque un tema de esta envergadura requiere de una comprensión global del problema, renunciando a la unilateralidad de pensamiento y aproximación a la materia. Así es como decimos que “no hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental” (LS n.139). Por ello, “el análisis de los problemas ambientales es inseparable del análisis de los contextos humanos, familiares, laborales, urbanos, y de la relación de cada persona consigo misma” (LS n.141), resultando “fundamental buscar soluciones integrales que consideren las interacciones de los sistemas naturales entre sí y con los sistemas sociales” (LS n.139) para contribuir decididamente al bien común.

Comité ejecutivo

Padre Cristián Roncagliolo
Vice Gran Canciller UC
padrecristian@uc.cl

José Luis Romero
Director del Congreso
Ingeniero Agrónomo UC
jlromero@uc.cl

María Constanza Acuña
Coordinadora General
Historiadora UC
mcacuna1@uc.cl

Francisca Guzmán
Coordinadora Ejecutiva
Psicóloga Universidad del Desarrollo
fguzmanriesco@uc.cl

José Ignacio Vigneaux
Coordinador Ejecutivo
Ingeniería Comercial UC
jivigneaux@uc.cl

Guillermo Tagle
Director de Pastoral UC
Ingeniero Agrónomo UC
gtagle@pastoraluc.cl

Luis Felipe Alliende
Coordinador de Comunicaciones
Periodista Universidad de Los Andes
lfalliende1@pastoraluc.cl

María Teresa Wagner
Directora de Extensión Pastoral UC
Psicóloga UC
mtwagner@pastoraluc.cl

Cecilia Campos
Directora de Alumnos Pastoral UC
Diseñadora UC
ccampos@pastoraluc.cl

Comité académico revisor

Pablo Camus Doctor en Etudes sur l’Amérique Latine y Académico del Instituto de Historia UC
Gustavo Monzón Jesuita de la Provincia Argentino-Uruguaya
Francisco Meza Ph.D. en Ciencias Atmosféricas y Académico de la Facultad de Agronomía e Ing. Forestal UC
Soledad Ferrer Subdirectora de Emprendimiento Social de la Escuela de Ingeniería UC
Kay Bergamini Doctor en Gestión Ambiental, Paisaje y Geografía y Académico del Instituto de Estudios Urbanos y Territoriales UC
Andrés Biehl Dphil Sociology y Académico del Instituto de Sociología UC
Francisco Leturia Doctor en Derecho y Académico de la Facultad de Derecho UC
Patricia Imbarack Doctora en Educación y Académica de la Facultad de Educación UC
José Tomás Alvarado Doctor en Filosofía y Académico de la Facultad de Filosofía UC
Francisca de la Maza Doctora en Antropología Social y Subdirectora del Centro Interdisciplinario de Estudios Interculturales e Indígenas UC
Claudio Gelmi Ph.D. en Ingeniería y Director del Centro de Desarrollo Docente UC
Cristian Henríquez Doctor en Ciencias Ambientales y Académico del Instituto de Geografía UC

Biografía de san Francisco de Asís / Patrono III Congreso Social

San Francisco nació en Asís, Italia en 1182. Su padre era comerciante y su madre pertenecía a una familia noble.

En 1205 ejerció la caridad entre los leprosos y comenzó a trabajar en la restauración de ruinas de iglesias debido a una visión en la que el crucifijo de la iglesia en ruinas de San Damián en Asís le ordenó que reparara su casa. Los gastos en obras de caridad enfurecieron a su padre, que llegó a desheredarlo.

Renunció a su lujosa ropa por una capa y dedicó los tres años siguientes al cuidado de los leprosos y los proscritos en los bosques del monte Subastio. Restauró la ruinosa capilla de Santa María de los Ángeles.

En 1208, durante una misa, escuchó una llamada diciéndole que saliera al mundo y, siguiendo el texto de Mateo 10, 5-14, "no poseyera nada pero hiciera el bien en todas partes". Cuando regresó a Asís ese mismo año, empezó a predicar, provocando la renovación de la espiritualidad cristiana del siglo XIII.

Reunió a los 12 discípulos que se convertirían en los hermanos originales de su orden, más tarde llamada la Primera Orden y lo eligieron superior. En 1212 recibió a una monja de Asís llamada Clara, en la comunidad franciscana; a través de ella se estableció la orden de las damas pobres (las clarisas, más tarde, Segunda Orden franciscana).

En 1212 emprende camino a Tierra Santa, pero una tempestad le obligó a regresar. Otras dificultades le impidieron cumplir gran parte de la labor misionera cuando llegó a España a evangelizar a los musulmanes. En 1219 se encontraba en Egipto, donde pudo predicar, aunque no consiguió convertir al sultán. Viajó después a Tierra Santa permaneciendo allí hasta el año 1220. Quería ser martirizado y se alegró al saber que cinco monjes franciscanos habían muerto en Marruecos mientras cumplían sus obligaciones. A su regreso encontró oposición entre los frailes y renunció como superior, dedicando los años siguientes a planear lo que sería la Tercera Orden franciscana, los terciarios.

La tradición de poner el Belén en el mundo se remonta al año 1223, en una Navidad de la villa italiana de Grecio. En esta localidad, San Francisco de Asís reunió a los vecinos para celebrar la misa de medianoche. En derredor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús, moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; desde entonces la fama de los "Nacimientos" y su costumbre se extendió por todo el mundo.

En septiembre de 1224, tras cuarenta días de ayuno, rezando en el monte Alverno sintió un dolor mezclado con placer, y las marcas de la crucifixión de Cristo, los estigmas, aparecieron en su cuerpo. Fue llevado a Asís, donde pasó los años que le quedaban marcado por el dolor físico y por una ceguera casi total.

Francisco de Asís falleció el 3 de octubre de1226 cerca de la capilla de la Porciúncula y fue sepultado en San Giorgio. Fue canonizado el 16 de julio de 1228 por el papa Gregorio IX. Sus restos se encuentran en la Basílica de San Francisco en Asís.

En 1980 el papa Juan Pablo II le proclamó patrón de los ecologistas. Sus emblemas son el lobo, el cordero, los peces, los pájaros y los estigmas. Su festividad se celebra el 4 de octubre.

Diálogos de Ecología Humana

En un marco general al servicio de un humanismo integral, surgen temas de enorme relevancia, como la relación entre los pobres y la fragilidad del planeta, la crítica al nuevo paradigma y a las formas de poder que derivan de la tecnología, la invitación a buscar otros medios de entender la economía y el progreso, el valor propio de cada criatura y el sentido humano de la ecología. Es por esto que durante los meses de agosto y septiembre se realizó un ciclo de foros organizado por distintas unidades de la UC para reflexionar diversas perspectivas de la encíclica Laudato si’.

Más detalles

Dónde es

Avenida Libertador Bernardo O'Higgins 340. Santiago Chile.

Patio Juan Pablo II, Casa Central Universidad Católica.

Av. Libertador Bernardo O'Higgins 340. Santiago Chile.

Metro Universidad Católica.

Contacto

María Constanza Acuña / congresosocial@uc.cl
Fono: (+56) 2 2354 2260 / (+56) 2 2354 1997
Av. Libertador Bernardo O'Higgins 340, of. 10
Metro Universidad Católica, Santiago de Chile.